miércoles, 20 de septiembre de 2017

EL HUASCAR


                                             YO EL HUÁSCAR

Soy una reliquia, soy una estrella en la bahía de Concepción Puerto de Talcahuano. Rodeado de lobos marinos,  gaviotas,   y otras aves que gustan del mar, y barcazas,  turistas que disfrutan contemplando y admirando el bello paisaje como también viéndome  flotar en las tranquilas aguas que me albergan por más de medio siglo
            No me robaron, no me quitaron, no me raptaron. Sólo me ganaron luchando con fuerza, con valor, con el brío de un marinero adiestrado, derramando su sangre en mi rampa, así me quedé cubierto de rojo, como el copihue flor de este País, dejé mi mar, mi cielo, mi Machu Pichu, Soy el Penúltimo Inca del que fue mi Imperio. Hermano de Atahualpa el Inca más valiente de todos los tiempos…

            Soy una reliquia histórica, Museo  flotante más antiguo del mundo, un Buque de Guerra del siglo XlX, Construido en el Reino  Unido por orden del Gobierno del Perú en el año 1864 de la Marina de Guerra, Un acorazado como no habrá otro,
Zarpé a la mar en el año 1865  del Puerto de Naciones Unidas (Birkenhead)  comandado  por  un Capitán Chileno José María Salcedo para llegar a  la que sería mi Patria El Perú
Mi eslora es de 59.4 m y 10.6 de manga con 4.5 de calado, mi casco  está construido en hierro remachado  con dos cubiertas, la proa es un espolón, la forma de la popa es de crucero, el mástil es un trinquite, la torre de mando hexagonal de  ocho metros de altura y dos cañones.
En 1979 participé en la guerra del Pacifico  con el brío de un gran guerrero, fuerte, valiente, orgulloso de representar a mi Patria, había nacido para la guerra, hundí  a la corbeta Esmeralda en aguas Peruanas. En esta lucha fui capturado por la escuadra chilena en el combate Naval de Angamos Ya no puedo llorar, no puedo regresar, mi vejez me lo impide, además pertenezco a los chilenos. Ellos me han cuidado, soy  una reliquia, un museo flotante, con más de  medio siglo en este mar que tranquilo me baña, me cobija, me veneran, las olas bailan conmigo, el viento acaricia mi mástil  haciendo flamear la que hoy es mi bandera, ese  mismo viento que en secreto me trae las sonrisas de todos los niños Peruanos que sueñan por conocerme algún día.
Niños de Chile, del Perú y de todo el mundo que sueñan con el amor,  la belleza, la fantasía, la paz entre nuestros pueblos, viviendo como hermanos, jamás la Guerra, jamás el odio, jamás la violencia, sólo un abrazo de fraternidad.
Soy una pieza de museo espero que los niños de la que un día fue mi Patria corran por mi rampa junto con los niños de la que hoy día es mi Patria, viendo flamear las dos banderas.
Yo El Huáscar,  fui construido para la guerra.  Hoy digo no a la guerra. ¡Yo el gran acorazado llamo a la paz.!
¡Soy el Nobel de América!    










No hay comentarios:

Publicar un comentario